sevilla, turismo, cultural, que ver, ciudad, rural, guia Casa Pilatos

casa pilatos, fotos, sevilla

La Casa de Pilatos es uno de los ejemplos de la arquitectura doméstica sevillana del siglo XVI. Su construcción se inicia por deseo de Don Pedro Enríquez, Adelantado Mayor de Andalucía, y por su mujer, Catalina de Ribera, aunque la mayor parte del edificio se erige por D. Fadrique, Primer Marqués de Tarifa, hijo de ambos, a su regreso de un viaje a Jerusalem.

La presencia de Don Fadrique en Jerusalem dio lugar a la leyenda de que el Palacio Sevillano era una copia del Pretorio de Poncio Pilatos. También existe sin embargo la tradición de que el nombre de Casa de Pilatos le viene dado por haber estado junto a la puerta de esta casa la primera estación de Vía crucis que iba hasta la Cruz del Campo. Al señalarse en esa estación que Cristo era juzgado en casa de Poncio Pilatos, los sevillanos comenzaron a llamar al edificio “La Casa de Pilatos“.

La portada del edificio es obra realizada en Génova por Antonio María Aprile en 1529. Aunque claramente renacentista, está rematada por cestería gótica traída del palacio que los Ribera tenían en Bornos.

El Patio principal es renacentista, con decoración mudéjar. En el centro se levanta una fuente y en los ángulos se sitúan dos estatuas representando a la Diosa Palas. Tienen gran interés los veinticuatro bustos de emperadores romanos que junto al de Carlos I y Ciceron se distribuyen por las galerías bajas del patio. Hay que destacar los artesonados del Pretorio y del Pabellón ubicado en el jardín chico, así como los zócalos y las rejas platerescas. Al piso superior se accede por una espléndida escalera decorada con zócalos de azulejos y cubierta con cúpula de madera, apoyada en trompas de mozárabes, obra de Cristóbal Sánchez.

En la planta alta de la Casa de Pilatos se conserva distribuida por diversas salas una importante colección de pinturas fechables desde el siglo XVI al XIX, entre las que destacan: La Piedad de Sebastián del Piombo, de 1.539, en la sala del Torreón; un pequeño Goya representando el arrastre del toro, en la sala contigua a la anterior; un bodegón de Giusseppe Recco, en el comedor; y una tabla representando a La Magdalena, obra del siglo XVI, en la sala que antecede al archivo, en el cual se encuentran tres pinturas de Lucas Jordán, de gran calidad y belleza.

La sala que se encuentra en el ala izquierda del torreón se cubre con un techo adornado por pinturas realizadas por Francisco Pacheco en 1.604, que representan la Apoteosis de Hércules. En 1980 se creó la Fundación Casa Ducal Medinaceli para proteger el patrimonio cultural e histórico del Palacio. Los salones se utilizan para celebrar actos sociales y culturales.

casa pilatos Casa de Pilatos. (Antiguo Palacio de Duques de Alcalá y actual Residencia de Duques de Medinaceli).
casa pilatos Dirección. Plaza de Pilatos, Sevilla.
casa pilatos Teléfono. 954 225 298
casa pilatos Precio. 5€ planta baja y 8€ las dos plantas
casa pilatos Horario. De Lunes a Domingo 9:00-19:00.
casa pilatos Autobuses Urbanos que llegan a la Casa de Pilatos. 1, 10, 12, 15, 21, 24, 27, 32, C3, C4.

    sevilla

sevilla, turismo, cultural, que ver, ciudad, rural, guia Reales Alcázares

azulejos, reales alcazares, sevilla, fotos

El Alcázar es la Residencia Ocasional de la Corona de España, es el Palacio Real habitado más antiguo de Europa. Desde 1988 este edifico es considerado como Patrimonio de la Humanidad. El Alcázar no es un Palacio individualizado, sino un conjunto de ellos, producto de las sucesivas reformas que desde tiempos del dominio islámico diversos monarcas han ido realizando, hasta aunar la más variada gama de estilos, materiales e influencias de cuantas podemos encontrar en Sevilla. Podemos disfrutar diferentes estilos: islámico, mudéjar, gótico, renacentista…

El primer Palacio lo mandó construir Abderraman III en el siglo X y fue llamada Dar-al-Imara o Casa del Gobernador. De este palacio nos quedan los lienzos de murallas que rodean al Patio de Banderas. Por la calle Joaquín Romero Murube podemos ver un arco cegado, que era la entrada al antiguo palacio. De la etapa almohade quedan el Patio del Yeso y un trozo de muralla. La ornamentación que presenta sirvió de inspiración a la posterior arquitectura nazarí utilizada en la Alhambra de Granada.

Seguir leyendo »

sevilla, turismo, cultural, que ver, ciudad, rural, guia Alameda de Hércules

sevilla, alameda hercules

La Alameda de Hércules es el paseo más importante de la Sevilla Renacentista y Barroca. Su creador fue el Conde de Barajas, en el año 1574, que pobló los antiguos terrenos pantanosos con árboles y fuentes. En uno de sus extremos colocó dos columnas procedentes del Templo Romano de la Calle Mármoles, que se coronaron con las esculturas de Julio César y Hércules. Las otras dos columnas rematadas por leones con escudos, fueron puestas en la segunda mitad del siglo XVIII.

Hoy en día la Alameda de Hércules es sólo una sombra de lo que llegó a ser. El mercadillo se instala todos los domingos, y reune a muchos curiosos que saben que pueden encontrar objetos que ningún otro sitio encontrarían. La movida alternativa suele concentrarse en ella las noches que los Universitarios, y no tan Universitarios la consideran un sitio alternativo e interesante.

sevilla, turismo, cultural, que ver, ciudad, rural, guia La Torre del Oro

sevilla, catedral

La Torre del Oro fue construida en el siglo XIII por los almohades, y formaba parte de su sistema defensivo. Es por tanto una Torre Albarrana (defensiva) y estaba unida al Alcázar por un trozo de muralla. Posee planta dodecagonal, un cuerpo intermedio hexagonal y un cuerpo superior circular, añadido en el siglo XVIII. Desde su basamento se echaba una cadena que cruzaba hasta la otra orilla del Río, protegiendo la entrada del puerto. El uso actual, desde 1944, es de Museo Naval.

Contiene importante documentación gráfica y escrita sobre la Historia Náutica de la ciudad. Su nombre se debe a que estaba cubierta de azulejos dorados. Hay otra versión que dice que su nombre se debe a que a ella llegaban los barcos procedentes de América cargados de oro y muchas riquezas.

Con el paso de los años, el abandono se cebó con la Torre. Así llegó al siglo XVI en un ruinoso estado, lo que obligó a realizar una importante obra de consolidación. Gracias a ella, pudo alcanzar el XVIII, en el que, el terrible terremoto de Lisboa (1755) sacudió a la ciudad y afectó gravemente a la Torre. Fueron momentos críticos para pervivencia de la Torre del Oro, pues aunque en 1760 se arreglaron los daños y se añadió el cuerpo superior, poco antes el asistente Marqués de Monte Realse planteó su demolición para ensanchar el paseo de coches de caballo y a efectos de dejar el paso de San Telmo al Puente de Triana más derecho. La fuerte oposición del pueblo de Sevilla (llegaron hasta el Rey) impidió que se cometiera tal destrozo.

Otra posterior amenaza de muerte le vino a la Torre del Oro de manos de La Revolución de 1868, cuyos revolucionarios, que apresuraron la demolición de los lienzos de murallas, las pusieron a la venta para aprovechar sus materiales de derribo. Nuevamente la oposición popular fue la que provocó que la Torre perdurara.

Hoy en día, la Torre del Oro es tan emblemática para Sevilla como las mismísima Giralda. Alberga un Museo Naval como anteriormente hemos comentado, que exhibe variados objetos y piezas relacionados con la vida marinera sevillana y es munumento indiscutible y emblemático para la ciudad, a la que otorga extraordinarias vistas desde Los Remedios y Triana.

Visitas y localización de la Torre del Oro

sevilla, torre del oro Dirección. Paseo de Colón
sevilla, torre del oro Teléfono. 954222419
sevilla, torre del oro Horarios. De Martes a Viernes de 10:00 a 14:00 (1,5 €)

sevilla, turismo, cultural, que ver, ciudad, rural, guia La Giralda

sevilla, giralda

El minarete de la Catedral de Sevilla es La Giralda, representa la obra cumbre de la arquitectura almohade y sirvió como modelo a otros construidos en Rabat y Marrakesh.

El alminar era utilizado por la población musulmana para llamar a los creyentes a la oración y como observatorio, y sentían tanta devoción por el que intentaron destruirlo antes de que cayera en manos cristianas durante la conquista de la ciudad. Al final desistieron de hacerlo por miedo a la amenaza de Alfonso X que anunció que “si quitaban una sola piedra, serían todos ajusticiados a golpe de espada”

“La Giralda mide 97,5 metros de altura, 101 metros contando El Giraldillo. Es la torre más alta de la ciudad de Sevilla y es una de las construcciones más famosas de toda Andalucía. El 29 de diciembre de 1928 fue declarada Patrimonio Nacional y en 1987 integró la lista del Patrimonio de la Humanidad”

La Giralda es uno de los edificios más representativos de Sevilla. Se puede subir a su campanario por una escalera interior y desde allí disfrutar de unas preciosas vistas de la ciudad. La parte más impresionante de la construcción es su parte interior, con sus 35 rampas inclinadas suficientemente anchas para permitir el paso de dos guardas a caballo.

En su día fue la Giralda fue la torre más alta del mundo. Hoy, despues de las tres añadiduras realizadas tras la reconquista, se puede observar la definitiva torre de 97,5 metros de altura, coronada por una veleta de bronce, sobre la que se divisa una bella panorámica de la ciudad, El Giraldillo.

La torre, como antes hemos esbozado, tiene varios cuerpos: el musulmán, construido en 1184 por orden del emperador de Marruecos Abu Yacub Yusuf, para cuyos cimientos se emplearon piedras de monumentos romanos, algunas de las que podemos ver a ras del suelo en la esquina de la calle Placentines. La ingeniería estuvo a cargo de Gever, quien en realidad hizo dos torres, una dentro de otra, y el hueco entre ambas ocupado por una rampa que sirve para el acceso hasta la terraza superior. Es decir que la Giralda no tiene escalera, sino una rampa que permitía al Sultán ascender a la torre montando a caballo. La decoración, de ladrillo, fue obra de Aben Baso y de su sobrino Alí de Gomara.

Seguir leyendo »

sevilla, turismo, cultural, que ver, ciudad, rural, guia La Catedral de Sevilla

sevilla, catedral

La Catedral de Sevilla está situada sobre el emplazamiento de la Gran Mezquita erigida en el siglo XII y de la cual conserva su alminar, hoy denominado Giralda por la veleta con que fue rematado en el siglo XVI, el Patio de las Abluciones, y lo que fue Puerta Principal de la Mezquita, hoy denominada “Puerta del Perdón”.

La Mezquita fue convertida en Catedral Cristiana cuando la Ciudad fue conquistada por Fernando III de Castilla en 148, sin que por ello se alterase su estructura. En 1401 se decide levantar un nuevo Templo, existiendo la tradición de que uno de los canónigos, cuando se tomó el acuerdo pronunció la frase: “Hagamos una Iglesia tan grande que los que la vieren acabada nos tengan por locos“. La frase no resulta exagerada, ya que es el mayor Templo Gótico del Mundo y el tercer Templo de la cristiandad tras San Pedro del Vaticano y San Pedro de Londres. Esto nos da una idea de la imposibilidad de mencionar ni siquiera una pequeña parte de los tesoros artísticos que contiene.

Está compuesta por cinco naves, siendo más alta la principal, 36 metros, que las laterales, 26 metros La altura máxima, 40 metros, la presenta el Crucero. La planta es un rectángulo de 116 metros de longitud por 76 metros de anchura.

En las naves laterales se disponen Capillas intercaladas entre los contrafuertes. La Capilla Mayor ocupa sin embargo un tramo de la nave central. Destacan las Rejas de Hierro y los Púlpitos, obras del siglo XVI de Fray Francisco de Salamanca. El Retablo Mayor, considerado como el más grande de la cristiandad, es obra que se realiza en diversas fases a lo largo de casi un siglo, entre 1.482 y 1.564, según las trazas de Pyeter Dancart. Otros que intervinieron fueron: Pedro Millán, los hermanos Jorge Fernández Alemán y Alejo Fernández, Roque Balduque, Juan Bautista Vázquez El Viejo y Pedro de Heredia. Otro tramo de la nave central está ocupada por el Coro, cuya sillería es obra realizada entre los siglos XV y XVI.

La Capilla Real, situada en el muro de la cabecera, es obra de Martín de Gaínza, del siglo XVI que sustituyó al antiguo ábside gótico. En la hornacina principal del retablo, recibe culto la Virgen de los Reyes, imagen gótica de la segunda mitad del siglo XIII y que perteneció a Fernando III. Ante el Altar de la Virgen de los Reyes se dispone una urna de plata dorada y cristal que contiene el cuerpo incorrupto de San Fernando.

La Sala Capitular, obra de Hernán Ruíz, de la segunda mitad del siglo XVI, es uno de los recintos más admirables de la Arquitectura española del Renacimiento. La Sacristía Mayor fue comenzada a construir por Diego de Riaño y continuada por Martín de Gaínza, que la termina en 1543 y constituye un magnífico ejemplo del plateresco.

En el interior de la Catedral se encuentran los restos de Cristóbal Colón, los cuales fueron traídos de la Catedral de la Habana al independizarse Cuba. Los cuatro heraldos que llevan el féretro a hombros representan cada uno de los reinos de la Corona Española; Castilla, León, Aragón y Navarra.

Una mención especial merece el excepcional conjunto de Vidrieras de la Catedral, la mayoría realizadas en el XVI.


  • Música ↓
    Deporte ↓
    Ocio ↓
    Turismo ↓
    Personal ↓