Plaza de España, Sevilla

La Plaza de España es la más grande de las Plazas de España de nuestro país. Fue construida con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929 por Aníbal González. Es un conjunto arquitectónico de forma de semicírculo de 200 metros de diámetro que termina en dos torres gemelas, cuya curva es copiada por una franja de ria artificial, que sirve para pasear en barca, cruzada por 4 bellos puentes revestidos de cerámica arqueados donde podemos ver todas las artes y oficios de la construcción, representan los 4 antiguos reinos de España, rodeado de bancos revestidos también de azulejos que dan alusión a las 48 provincias españolas de entonces. A su lado existían unas columnas con nichos en las cuales había libros sobre Literatura, Historia, Arte… de cada una de ellas.

Su decoración se basa principalmente en ladrillos vistos, marmol y cerámica dándole un toque renacentista y barroco en sus torres. La Plaza de España simboliza el abrazo de España y sus antiguas colonias y mira hacia el Río como camino a seguir hacia América. Fue la obra más costosa de la exposición y el único elemento ajeno a ella es la fuente central. En la actualidad el edificio alberga la delegación del Gobierno central en Andalucía y la Capitanía General de Región Militar Sur.

La polémica rodeó a las torres, ya que la Doctrina era de la opinión de mantener La Giralda como elemento arquitectónico más alto de la Ciudad.

El acceso a la Plaza de España es libre hasta las 10 de la noche que cierran las rejas.