sevilla, historia

Se cree que Sevilla la fundaron los Tartessos en torno al siglo XIII a.C. Más tarde fue ocupada por fenicios y cartagineses. Los romanos la llamaron Híspalis y fundaron cerca de ella Itálica en el 206 AEC, hoy en ruinas. Durante este periodo fue uno de los conventos jurídicos de la Bética, el Hispalense. Fueron los moros quienes le dieron el nombre de Ishbiliya que derivó en el actual Sevilla. Fue capital de uno de los reinos de taifas más poderosos. Los cristianos reconquistaron la ciudad en 1248 durante el reinado de Fernando III de Castilla.

Fue corte de los Reyes Católicos hasta 1478. Durante el Imperio Español fue el principal puerto de enlace con el Nuevo Mundo y de esa época conserva su Archivo de Indias. Aquí alcanzó una gran importancia superando los 100.000 habitantes siendo la ciudad más grande de España.

Ha sido sede de la Exposición Iberoamericana en 1929 y de la Exposición Universal en 1992. De la primera el monumento más destacado que permanece es la Plaza de España. De la Expo 92, permanecen parte de las instalaciones que fueron reconvertidas en el parque temático Isla Mágica y el monumental puente sobre el Guadalquivir del arquitecto Santiago Calatrava, conocido como Puente del Alamillo.